El Presidente Fernández desde San Luis llamó a «convertir en realidad la Argentina federal»


«Tengo la gran tranquilidad de que en estos años no hemos discriminado a nadie y hemos llevado ayuda a todas las latitudes del país», indicó el Presidente al encabezar el acto del gabinete federal del programa Capitales Alternas.


 

El presidente Alberto Fernández instó a «dejar atrás las disputas falaces que nos enfrentan» para «convertir en realidad la Argentina federal declamada en la Constitución», y afirmó que en el país «no hay argentinos de primera ni de segunda, ni hijos ni entenados».

Además, sostuvo que tiene «la gran tranquilidad» de que durante su gobierno no se ha «discriminado a nadie y hemos llevado ayuda a todas las latitudes del país».

Al encabezar la reunión del gabinete federal del programa Capitales Alternas en la ciudad de San Luis, Fernández pidió «dejar atrás las disputas falaces que nos enfrentan», y exhortó a los argentinos a «sentirse parte de un país que tiene la maravillosa oportunidad de crecer, de poder encontrar su futuro, en donde nadie sobra y todos hacen falta, porque en la Argentina no hay hijos ni entenados».

«No hay argentinos de primera ni de segunda, sino que todos somos argentinos y el esfuerzo del Estado nacional tiene que desarrollarse también en el interior de la Patria porque ésta tiene muchísimo para darnos», dijo el Presidente, acompañado por el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; ministros del Poder Ejecutivo Nacional y e integrantes del gabinete de San Luis.

Reconoció que «muchas veces se concentra la riqueza, la producción y la industria allá en Buenos Aires, y entonces el resto del país queda en una situación donde es mucho más difícil de arrancar», por lo cual consideró que «el Estado nacional tiene que poner todo su esfuerzo en desarrollar el interior de la patria».

Por eso, el trabajo «de los que gobernamos es ayudarlos a encontrar ese futuro y el futuro es más fácil encontrarlo si la infraestructura llega», dijo Fernández al referirse a los convenios firmados para San Luis para el financiamiento y construcción de escuelas, obras viales, hídricas y distribución de notebooks.

Señaló que la Argentina, «que dice en su Constitución ser un país federal, no actúa como tal, es injusto con sus provincias porque tiene una enorme concentración de poder en el Gobierno nacional y en el centro portuario de Buenos Aires, porque este país se diseñó por una generación que pensó en una Argentina agropecuaria y sacar su producción al exterior».

Tras recordar las vacaciones que de niño pasaba en la provincia de La Rioja, de donde era oriundo su padre, Fernández afirmó que cuando fue elegido presidente de los argentinos se puso como objetivo «hacer un país federal como se declama en la Constitución Nacional».

«Quien se aprecia de ser un buen presidente tiene en su agenda la suerte y la felicidad de cada argentino que habita esta patria más allá del lugar donde esté, y por lo tanto tengo la gran tranquilidad de que en nuestros años no hemos discriminado a nadie y hemos llevado nuestro esfuerzo como Gobierno nacional a todas las latitudes del país estén más cerca nuestro o estén más lejos nuestro», afirmó.

«En verdad nuestra preocupación son los argentinos y las argentinas, no quien gobierna en cada ocasión», puntualizó al aludir a la gestión a nivel nacional que encabeza y la relación con los gobernadores provinciales.

Previo al mensaje del Presidente, el gobernador puntano señaló que la llegada de Fernández a San Luis fue un «hecho histórico porque de la recuperación de la democracia a la fecha hemos tenido pocas visitas» de mandatarios.

«Oficialmente, esta es la primera visita en toda la época de la democracia», consideró Rodríguez Saá, quien agregó que el viaje «le hace bien al federalismo porque es una política seria para ayudar con una serie de obras y proyectos en común».

Fernández y el gobernador visitaron el hospital Central de San Luis, ubicado en las cercanías de la capital provincial, que lleva el nombre de «Ramón Carrillo» en homenaje al promotor de la salud pública en la Argentina, obra que el Presidente elogió calurosamente al expresar que «miren que vi muchos establecimientos, pero lo que yo acabo de ver no lo vi nunca en mi vida».

Del acto participaron los ministros Gabriel Katopodis (Obras Públicas) y Jaime Perczyk (Educación); la secretaria de Deportes, Inés Arrondo, y el intendente de San Luis, Sergio Tamayo; entre otros funcionarios nacionales y provinciales.

Durante el encuentro se suscribieron convenios para construir la primera etapa del Acueducto del Este, por 9.134 millones de pesos; la jerarquización de la Avenida Santos Ortiz, por 8.017 millones de pesos; el recambio de cañerías de agua y cloaca en 100 cuadras de la ciudad de San Luis por 1.100 millones de pesos y la readecuación del sistema de agua potable en la localidad de Justo Daract por 1.472 millones de pesos.

Además se construirán tres escuelas técnicas, por 1.386 millones de pesos; se hará la refección integral de otras dos escuelas técnicas por 1.580 millones de pesos; y se anunció la entrega de 3.439 netbooks en el marco del Programa Conectar Igualdad con una inversión de 152 millones de pesos; así como la entrega en noviembre venidero de 300 viviendas nuevas en Villa Mercedes.

Entre otras obras, se dio la aprobación técnica de 33 proyectos para levantar 593 viviendas nuevas en 33 municipios de la provincia, con un aporte nacional de 4.343 millones de pesos; se anunció la construcción de dos Centros de Desarrollo Infantil en la capital y dos en Villa Mercedes, por 198 millones de pesos, y una inversión de 753 millones de pesos para el mantenimiento y conservación de la ruta nacional 146.

 

© Grupo Agencia del Plata, todos los derechos reservados



 

Lectura recomendada

Sobre Agencia del Plata 11483 artículos
Somos el mejor equipo de noticias.