Tras la protesta contra Larreta avanza el proyecto para frenar las torres en los barrios de Núñez y Belgrano


Los dos expedientes contemplan reformas al Código Urbanístico y fueron el resultado de «mesas de trabajo» convocadas por la administración porteña ante el aumento de las marchas y protestas vecinales que se desarrollaron en distintos puntos del distrito.


 

La Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura porteña despachó este viernes dos proyectos para impedir nuevas edificaciones en altura en los barrios de Belgrano y Núñez, que serán tratados en la sesión del próximo jueves, en respuesta a los reclamos vecinales contra la ola de construcciones en esas zonas residenciales caracterizadas por tener casas bajas.

Los dos expedientes contemplan reformas al Código Urbanístico y fueron el resultado de «mesas de trabajo» convocadas por la administración porteña ante el aumento de las marchas y protestas vecinales que se desarrollaron en distintos puntos del distrito.

En ese marco, las propuestas del bloque oficialista intentan dejar sin efecto lo establecido en el Código y así evitar que en dos polígonos de Belgrano y de Núñez sigan proliferando edificaciones en altura y, en cambio, puedan conservar la identidad de cada barrio sin alteraciones de su morfología.

El primer proyecto fue presentado por el presidente del bloque Vamos Juntos, Diego García Vilas, y contempla a la zona del «Nuevo Belgrano», delimitada por las calles Sucre, Migueletes, Monroe, Blanco Encalada, Cazadores, Mendoza, Dragones, Juramento, Húsares, Echeverría y Ramsay.

La propuesta apunta a impedir que se levanten construcciones que no sean «casas unifamiliares» en parcelas que tengan hasta 1.500 metros cuadrados de extensión, así como también bloquea la posibilidad de instalarse a comercios del rubro gastronómico; no obstante deja el permiso para edificaciones de hasta seis pisos en terrenos de grandes dimensiones.

Allí, el colectivo barrial resiste el avance de torres en manzanas con casas bajas, pero también se opone a la aparición de nuevos locales comerciales, sobre todo restaurantes y cervecerías, que fueron habilitados por la normativa urbanística.

La otra iniciativa, de la legisladora de la UCR Manuela Thourte, plantea «la conservación paisajística del polígono delimitado por las calles Vedia, las vías del FFCC Mitre, Vilela y Cuba», al cual denomina «Lomas de Núñez».

De prosperar, abarcará 36 manzanas en las que no se podrán construir edificios de más de dos pisos, y estará prohibido el «enrase», que posibilita igualar los metros en altura de una construcción lindante.

Durante la reunión de la comisión parlamentaria, diputados del Frente de Todos anticiparon que acompañarán las iniciativas, no obstante señalaron que la queja vecinal contra las torres se da en muchos otros barrios porteños como Villa Ortúzar, Colegiales, Villa Pueyrredón, Saavedra, Villa Devoto, Parque Chacabuco y Caballito.

En ese sentido, el legislador Matías Barroetaveña dijo que «hay situaciones graves que no están siendo atendidas porque hoy en esta Legislatura no están los vecinos de otros barrios» y destacó que existió «una selección antojadiza» de parte del oficialismo respecto de las zonas contempladas en los proyectos que tuvieron dictamen.

En respuesta, el diputado oficialista García Vilas reconoció que la sanción del Código Urbanístico «generó problemas en algunas áreas» de la Ciudad, no obstante informó que en la Comisión «no fueron presentados proyectos al respecto» más allá de los que abarcan a los barrios de Núñez y Belgrano.

 

© Grupo Agencia del Plata, todos los derechos reservados



 

Lectura recomendada

Sobre Agencia del Plata 9226 artículos
Somos el mejor equipo de noticias.