Sadop anunció que aplicará desde este martes “retención de tareas presenciales y regresará a la virtualidad” como determinó el DNU

El Sadop no paralizará las tareas este martes y regresará a la virtualidad a partir de la aplicación de “una retención de tareas presenciales”.


 

La seccional porteña del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) anunció que cumplirá el contenido del decreto presidencial que determinó durante dos semanas el regreso a la virtualidad para dictar clases en la ciudad de Buenos Aires a partir del aumento de los casos de coronavirus y ante “la grave situación sanitaria y el polémico fallo de la justicia metropolitana”.

La conducción sindical sostuvo que aplicará desde mañana “una retención de tareas presenciales” y regresará a la virtualidad, como determinó la medida oficial y luego del paro de hoy, porque un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) es “una ley nacional y, como toda ley, hay que cumplirla y nadie puede obligar a los trabajadores a no hacerlo”.

El Sadop no paralizará las tareas mañana y regresará a la virtualidad a partir de la aplicación de “una retención de tareas presenciales”.

“A diario se enseña a los estudiantes a construir ciudadanía responsable, por lo que un DNU es una ley nacional que debe ser cumplida y nadie puede obligar a los trabajadores a no hacerlo. Esa ley impide, entre otras cosas, toda actividad educativa presencial y la utilización del transporte público”, sostuvo el consejo directivo porteño del sindicato.

El gremio anunció en un comunicado la noche del lunes “una retención de tareas presenciales”, es decir, la no concurrencia a los establecimientos, y apostó a “la continuidad pedagógica virtual hasta el 30 de abril próximo para continuar las tareas de cuidados “entre todos”.

La decisión del gremio se enmarcó en “el ejercicio del derecho respecto del deber de seguridad a cargo del empleador, que fue consagrado por el artículo 75 de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT) 20.744, y conforme las Resoluciones del Consejo Federal de Educación (CFE), en especial el Anexo II de la Resolución 364/20 y 87/21”, aseguró.

El Sadop porteño, que representa al 50 por ciento de los docentes del sistema educativo del distrito, afirmó que “no tolerará que se arriesgue la salud de las comunidades educativas” y, la semana anterior, ya había solicitado la continuidad de tareas virtuales.

El decreto oficial concilió “dos bienes y derechos, como lo son la vida y la educación, ante la grave situación epidemiológica en la ciudad y a fin de aplanar los índices de contagios y evitar de esa manera el colapso del sistema sanitario”, puntualizó el documento.

“La CABA tiene los peores índices sanitarios del país y es el distrito que más nuevos casos ostenta cada 100 mil habitantes en las últimas dos semanas. También de muertos por millón. Hoy la única educación posible es la virtual y esa es la realidad”, añadió.

El gremio rechazó que tres jueces municipales procuren obligar a 700 mil porteños a desobedecer una ley nacional a través de la movilización en “el peor momento de la pandemia”, y convocó al Gobierno del distrito a “la responsabilidad para cuidar la salud” y a “no utilizar estas medidas para generar confusión y riesgos para las comunidades”.

“A esto se le suma el deficiente plan de vacunación de las autoridades sanitarias porteñas, que está muy lejos de lo resuelto por el Consejo Federal de Educación. Es mínimo el porcentaje de trabajadores de las escuelas que están inmunizados”, subrayó el gremio.

Además, repudió “las inescrupulosas actitudes coercitivas de algunos empleadores privados hacia los docentes, a quienes intentar ubicar en la encrucijada de trabajo contra salud”, y se solidarizó con la familia del trabajador Marcelo Becker, muerto ayer por la Covid-19.

 



 

Lectura recomendada

Sobre Agencia del Plata 5565 artículos
Somos el mejor equipo de noticias.