Casa Rosada: «El Gobierno inauguró conferencias de prensa semanales»

Es la primera charla de esa nueva modalidad de comunicación con los periodistas acreditados que se repetirá semanalmente y responde al objetivo del Presidente de instaurar una «comunicación clara, precisa y transparente».


 

El Gobierno nacional inauguró este jueves una nueva modalidad de comunicación con la primera conferencia de prensa que ofreció la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, a los periodistas acreditados en Casa Rosada, una fórmula que se repetirá semanalmente, a partir de la convicción del jefe de Estado, Alberto Fernández, de que la ciudadanía necesita respuestas «claras, precisas y transparentes».

En línea con los objetivos trazados por Fernández cuando designó en el cargo a Cerruti días atrás, la exdiputada fijó hoy la postura del Gobierno en su decisión de congelar temporariamente los precios de ciertos productos de la canasta básica: explicó los argumentos en los que se apoyó la medida y puso límites a los cuestionamientos de la oposición.

Frente a los periodistas acreditados en Casa Rosada, Cerruti afirmó que al Gobierno le «preocupa que la oposición y particularmente (que el jefe del distrito porteño Horacio) Rodríguez Larreta esté tratando de generar algo que le puede causar mucho daño a la población, como lo es el desabastecimiento».

«No nos queda claro de Rodríguez Larreta si lo que dijo es un diagnóstico o un deseo. Si es un diagnóstico, esa no es la realidad. Y si es un deseo, es un problema para los argentinos que el líder de la principal oposición esté deseando que los argentinos no puedan llevar la comida a su mesa», remarcó.

Si bien Cerruti ya había mantenido ruedas de prensa informales en la Sala de Periodistas, con la conferencia de prensa cumplió con uno de los objetivos trazados por el Presidente cuando la designó: «Queremos una comunicación clara, precisa y transparente», dijo Fernández la semana pasada y agregó que la función de la exlegisladora apuntará a «comunicar información, datos, anuncios, pero también las ideas y el rumbo del Gobierno en su conjunto».

Cerruti está a cargo de la Unidad de Comunicación de Gestión Presidencial y según detalló en las redes sociales Fernández tomó la figura de «portavoz» de «algunas democracias europeas».

«El tiempo que nace después de la pandemia nos obliga a redefinir la agenda de la comunicación diaria, fundamental para traer certidumbre en una época de cambios y desafíos», había expresado también el jefe de Estado.

La idea de agilizar la comunicación del Gobierno con la ciudadanía tiene también puntos de apoyo en la lectura que hizo el oficialismo sobre los resultados de las últimas primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), luego de las cuales varios de los principales candidatos del Frente de Todos (FdT) aludieron a la necesidad de aceitar la difusión de las políticas públicas.

Con un estilo directo y sin vacilaciones, Cerruti puso en marcha este jueves un sistema de intercambio con la prensa de Casa de Gobierno que se repetirá todos los jueves, al igual que ocurre en muchos países europeos.

«Vamos a cuidar los precios, controlar la inflación y garantizar que la cadena de producción y consumo estén al alcance de todos los argentinos», aseguró y evitó hipótesis políticas sobre el fuerte incremento de los valores de mercado de ciertos productos en las últimas dos semanas.

En ese sentido, garantizó: «El Gobierno no busca teorías conspirativas, lo que trata es de resolver los problemas que se presentan; la principal preocupación del Gobierno es cuidar a las familias».

Con ese enfoque, consignó que la medida fue decidida porque «no había ninguna razón macroeconómica ni de otro tipo» para que los alimentos aumentaran como lo hicieron del 1 al 10 de octubre último.

«Es una medida que se acordó con casi el 80 por ciento de las empresas que participaron del diálogo, que sigue abierto con las que tienen diferencias para que el acuerdo sea global», aseveró.

En paralelo a su condición de periodista, docente y autora de varios libros de investigación, en la gestión pública Cerruti se desempeñó como directora ejecutiva de la Comisión Provincial por la Memoria de la provincia de Buenos Aires, entre 1999 y el 2004.

Ese año asumió como jefa de Gabinete de la vicejefatura de Gobierno porteño y, entre el 2006 y el 2007, fue ministra de Derechos Humanos de la ciudad de Buenos Aires, durante la gestión como jefe de Gobierno porteño de Jorge Telerman.

En 2007 asumió como legisladora porteña hasta el 2015 y en 2017 fue electa diputada nacional por Unidad Ciudadana, banca que hubiese ocupado hasta el 10 de diciembre de este año, si no hubiese renunciado días atrás para asumir como portavoz de la Presidencia.

 

© Grupo Agencia del Plata, todos los derechos reservados 



 

Lectura recomendada

Sobre Agencia del Plata 7345 artículos
Somos el mejor equipo de noticias.